Las pensiones aumentarán un 0,25 por ciento en 2015

Comienza la tramitación de los PGE 2015.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha entregado hoy al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estados para 2015, “unas cuentas que tienen como objetivo la creación de empleo, el crecimiento de la economía española y la cohesión social sin dejar de lado el cumplimiento de los compromisos de consolidación fiscal”.

Los PGE 2015 desde hoy comienzan su tramitación parlamentaria hasta su aprobación definitiva en diciembre.

Gasto social

El gasto social aumenta un 0,7 por ciento respecto a 2014. Excluyendo la partida destinada a atender el pago de las prestaciones por desempleo, que en 2015 ve reducida su cuantía como consecuencia de la favorable evolución del mercado de abajo, el gasto social aumenta un 3,7 por ciento respecto a 2014. Para el pago resistas prestaciones se contemplan 25.300 millones de euros, lo que supone una disminución de un 15 por ciento respecto al presupuesto inicial 2014.

El peso del gasto social dentro del Presupuesto consolidado ha pasado del 52,7 por ciento en 2014 al 53,9 por ciento en 2015. En total, esta partida alcanza ya los 187.408 millones de euros, por encima de los 186.051 millones de 2014.

Asimismo, para Servicios Sociales y promoción social se contemplan 1.944 millones, un 5,1 por ciento más que en 2014.

Pensiones contributivas

La partida destinada a financiar las pensiones contributivas en 2015 asciende a 115.669 millones de euros, lo que representa, con respecto al presupuesto inicial para 2014, un incremento de 3.567 millones de euros -3,2 por ciento-.

Para la determinación de los créditos para pensiones contributivas para el año 2015 se ha tenido en cuenta el incremento del colectivo de pensionistas, la variación de la pensión media y una revalorización del 0,25 por ciento.

Por su parte, las pensiones de clases pasivas crecen un 4,3 por ciento, con un total 13.185 millones de euros.

Educación

La política de Educación cuenta con una dotación presupuestaria de 2.273 millones, un 4,5 por ciento más, y gira en torno a dos orientaciones presupuestarias: la mejora de la calidad de la educación y la garantía de la igualdad de oportunidades.

El programa de Becas y ayudas a estudiantes, representa el 64,7 por ciento del total, con una dotación de 1.470 millones. Dentro de este programa, la dotación para becas y ayudas al estudio de carácter general asciende a 1.414 millones, con un incremento de un 0,2 por ciento, consolidándose de esta manera el incremento de 250 millones del presupuesto de 2014, por lo que se alcanza la dotación más alta de la serie histórica.

Para la implantación de la LOMCE se destina 143 millones.  En línea con el objetivo general de mejorar la calidad del sistema educativo, para el fomento de la calidad de los centros docentes se destinan 22 millones.

Cultura

Cuenta con una dotación presupuestaria de 749 millones, un 4,3 por ciento más para apoyar y garantizar el funcionamiento de las grandes instituciones y servicios culturales. En este sentido, el presupuesto de los organismos dependientes del MECD asciende a 489 millones con un incremento de 20 millones respecto a 2014.

Bajada de impuestos y apoyo a las familias

La reforma distribuye la carga tributaria de la imposición directa, aumentando la renta disponible en manos de las familias, fomentando el ahorro y la inversión y mejorando la competitividad de la empresa española. Al mismo tiempo, no sube el IVA, lo que sería contraproducente para el objetivo de que crezca el consumo.

La rebaja media será del 12,5 por ciento en el IRPF; el 72 por ciento de los contribuyentes, 14,4 millones, con rentas inferiores a 24.000 euros, tendrán una reducción del 23,5 por ciento; 1,6 millones de contribuyentes dejarán de tributar. Los asalariados que ganen menos de 12.000 euros al año no tendrán que hacer la declaración y dispondrán de su sueldo íntegro a partir del año que viene.

La reforma pondrá 9.000 millones de euros en dos años en manos de contribuyentes y empresas, a partir del próximo enero e introduce fuertes incentivos para colectivos que requieren mayor protección, como son las familias, dependientes y contribuyentes con personas a su cargo.

Inmigración

Los créditos para inmigración alcanzan los 41,4 millones de euros, lo que supone un incremento global de un 13,8 por ciento. Cabe destacar el importante incremento que experimenta la ayuda humanitaria a inmigrantes, un 65,7 por ciento, como consecuencia de la excepcional situación sufrida durante los últimos meses de 2013 y primeros meses de 2014.

 

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.