1.230 rayos en seis horas

La tormenta que cruza el Archipiélago provoca desprendimientos y problemas con el alcantarillado.

Las lluvias más intensas se registraron en la isla de Tenerife y en Gran Canaria, donde se registraron entre 34 y 20 litros por metro cuadrado respectivamente.

La intensidad de los vientos obligó a mantener la alerta amarilla durante toda la jornada del domingo en las islas de la provincia occidental, un aviso que se elevó a grado naranja al norte de Tenerife y en la vertiente oeste de La Palma.

Además de las lluvias, que provocaron incidentes puntuales en algunas zonas de las islas capitalinas –desprendimientos y problemas con el alcantarillado- la Agencia Estatal de Meteorología informó que en el plazo de seis horas la tormenta descargó sobre el Archipiélago hasta 1.230 rayos, la mayoría de los cuales se concentró al norte de Gran Canaria.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.